Blog

Cómo desahuciar a un inquilino ruidoso

La principal causa por la que los propietarios e inquilinos se ven en los juzgados es para desahuciar al inquilino por el impago de la renta de alquiler. Para ello el propietario debe utilizar el proceso de desahucio express.

Sin embargo, hay otro motivo, que aunque llega bastantes menos veces a los juzgados, también se da con bastante frecuencia. Se trata del desahucio por actividades molestas por parte del inquilino, ya sea en una vivienda o en un local comercial.

Vamos a ver las condiciones que han de darse para poder demandar al inquilino.

Leer artículo

Seguro de impago de alquiler

El objetivo principal de un propietario que alquila una vivienda o local es obtener rentabilidad. Normalmente se consigue, pero hay veces que ese objetivo se trunca debido a que el inquilino deja de pagar la renta pactada.

En realidad, el impago no debería suponer una pesada losa para el propietario si la justicia actuara de forma rápida, pero la lentitud de la justicia es precisamente el factor que más daño hace al propietario.

Es decir, cuando hay un impago por parte del inquilino, se van a acumular muchas mensualidades impagadas precisamente por lo lento que es el proceso judicial para desahuciar al inquilino. Un proceso de desahucio dura una media de seis meses.

Por tanto, en un contexto en el que la justicia es muy lenta, el propietario debe buscar garantías para minimizar el riesgo de impago, es decir, para tratar de obtener rentabilidad al alquiler realizado.

Leer artículo

El desahucio express contra inquilinos y okupas

El desahucio express o desahucio rápido es el tipo de desahucio más breve de los que tenemos en España. Y sirve tanto para viviendas como para locales.

Llamamos desahucio express al proceso de desahucio que se tramita por los cauces del juicio verbal (y no por el juicio ordinario, que es mucho más largo).

Así, se tramitarán como desahucio express las demandas de desahucio contra inquilinos (ya sea por impago de rentas o por finalización del contrato de arrendamiento) y también las demandas de desahucio frente a okupas.

Leer artículo

Modelo de burofax para reclamar impago del alquiler

El burofax es, digamos, un medio serio de reclamar.

Es decir, una vez que el arrendador o propietario ha reclamado al inquilino que le pague la renta por otras vías (verbalmente, whatsapp, email, etc), llega el momento de hacerlo más formalmente o, mejor dicho, con mayor peso legal.

El burofax ofrece peso legal al arrendador, pero siempre y cuando se envíe con copia certificada y con acuse de recibo.

Por tanto, cuando el arrendador ya ha avisado a su inquilino de mil maneras amistosas para que le pague la renta, sin que éste pague, el burofax es el paso que hay que dar ¿o no?

Yo prácticamente nunca recomiendo enviar burofax. Te lo explico en este artículo.

Leer artículo

Desahucio de inquilinos sin contrato

Este post sobre el desahucio de inquilinos sin contrato suele dar lugar a errores de interpretación, ya que se confunden distintas figuras como inquilino sin contrato, okupa, precarista, etc.

Leer artículo

Enervación del desahucio

Cuando un inquilino es demandado por impago de la renta o por no pagar los suministros solo puede hacer dos cosas: pagar la deuda o no pagarla.

Si no la paga el juez dará por finalizado el contrato de arrendamiento y ordenará el desahucio. Pero si paga, dicho pago puede tener dos consecuencias, dependiendo del momento en que se haya hecho el pago:

Leer artículo